Hija de Lucrecia

Publicado en 15 Mayo 2021

The Death of Lucretia - Ludovico Mazzanti

The Death of Lucretia - Ludovico Mazzanti

"¡Oh! ¡He perdido lo que me hacía desear la vida; ya no debo, por tanto, temer la muerte! Borrando con ella esta mancha, doy al menos a mi libra de oprobio un galón de honor, una vida muriente a una viviente infamia!"   La Violación de Lucrecia - William Shakespeare

 

El cuerpo es el primer templo.

Pactos viejos lo gobiernan,

el eco de la diosa,

la fibra de Ishtar, de Freya

de Centeotl y Chaak Cheél

pulsa incesante en sus fronteras.

 

El cuerpo es el primer sacrilegio;

víctima del hambre egoísta

-la dentellada de Júpiter,

la barbarie de Holofernes

la traición de Hermes a Lara-

incontables injurias,

hilando el gran rosario del mito,

el alambre de púas de la historia,

atraviesa la carne heredada,

entrelaza la fuerza de las madres primordiales

con el crimen del patriarca.

 

El cuerpo es el único dominio,

territorio ingobernable

asediado por la locura que destrozó a Leda.

Tu cuerpo,

hostigado por la hueste cobarde

-legión negra, herejes del arcano de la noche-

te robaron

a vista de todos

destrozaron el alabastro de tu dignidad

sembraron en ti la semilla del miedo,

del dolor,

hurgaron con sus manos enfermas

cada rincón de tu soberanía,

su manía profana

envenenó todo

hasta tu alma.

 

El cuerpo será el último sacrificio, 

una declaración final de guerra,

la inmolación será el último verbo

el hechizo que deshace la nigromancia del estupro,

la carne volverá a la tierra,

peregrinará entre el sedimento

hasta el corazón de la diosa de mil rostros y mil nombres

y en la tierra el eco de tu éter,

de tu dolor,

será la sílaba del primer fuego, 

de la tormenta que purifica,

del castigo inevitable,

de esta rabia justa y necesaria.

 

 

 

 

 

 

Escrito por Nicolás Acosta

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post